Jugando con las estructuras en el laboratorio

Para después del acto del Día Escolar de la No Violencia y la Paz (que no pudimos celebrar, por causas meteorológicas), tenía programado el acudir con los alumnos de 2º ESO B al laboratorio a jugar-experimentar  un poco con latas de refresco, plastilina y espaguetis. Era una manera de prepararlos para el trabajo que van a tener que realizar durante esta evaluación en el taller de tecnología

Lo primero que intentasteis fue el tratar de colocar las latas de refresco inclinadas, de manera que por sí solas mantuviesen el equilibrio. Os aconsejo, a todo aquel que no lo haya probado que intente poner una lata inclinada tal y como se muestra en la imágenes. ¿Lo habéis conseguido? ¿Os ha resultado fácil?

Algún alumno avispado se acordaba del magnífico vídeo en el que +Manuel Díaz Escalera(@fqexperimentos) explica cómo hacerlo y el porqué. Así, tardasteis poco en encontrar el modo de bajar el centro de gravedad y centrarlo sobre la perpendicular de la base de apoyo, haciendo de la lata un objeto estable, a pesar de su inclinación. 

A continuación os retamos a que construyeseis la estructura más alta posible sólo con espaguetis,  un poco de plastilina y recurriendo a toda vuestra creatividad. Para hacerlo tenías sólo media hora.  Para que os pusierais manos a la obra, únicamente hubo que recordaros lo que habíamos visto en clase sobre la rigidez del triángulo.

Os dejo los vídeos e imágenes tomadas durante estos apenas 50 min que estuvimos en el laboratorio. Espero que hayáis disfrutado y aprendido algo con esta experiencia.

2 ESO, Curso 14/15, ESO, STEM, Tecnología