Destrozando proyectos en el taller

 
A diferencia de otros años, los alumnos de 2º ESO realizaron dos proyectos diferentes en el taller, en la asignatura de Tecnología. Los alumnos de 2º ESO A construyeron una catapulta, mientras que los alumnos de 2º ESO B intentaron levantar torres con perfiles de papel capaces de soportar un peso relativamente grande. En el aula hemos estudiado que la rigidez de una estructura depende de la naturaleza del material con que está construida, la cantidad de material, y la forma que adopta dicho material. Para poder comprobar el potencial del triángulo como elemento constructivo que aporta rigidez a una estructura, y al igual que hicieron unas semanas antes con spaghettis y plastilina, los alumnos de 2º de la ESO B construyeron torres con perfiles de papel. Recordar,  que la última vez que se realizó este tipo de proyecto sólo pudimos colocar 86 libros y este curso se retó a los alumnos a construir torres que, superando los 50 libros fijados en el objetivo del proyecto, soportaran un peso mayor de los 100 libros…
 

Una vez terminados los planos, los perfiles, la construcción del objeto y su análisis había que comprobar su resistencia mecánica al ser sometida a las cargas Así que nos pusimos manos a la obra…
 
Salvo una de las torres (a la cual el que escribe le sometió a una prueba de resistencia previa, dejándola algo maltrecha) pudieron superar los 50 libros exigidos. Curiosamente, dos de las torres, empataron en el primer puesto en cuanto a resistencia, si bien. con sus 73 libros no pudieron superar el record de otros años. Además, aquella torre que presuponíamos más endeble, pudo soportar 54 libros.


Esperando que hayáis pasado un buen rato, os dejo la galería de con más de 200 imágenes del proyecto, desde sus inicios.

{oziogallery 390} 
 

 {jcomments on}

2 ESO, Ciencias, Curso 14/15, ESO, Proyecto, Tecnología, Trabajos