Un repaso diferente en clase de Tecnología

¿Quién dijo que repasar puede ser aburrido? Después de varias semanas de trabajo con las herramientas de dibujo, y ante la prueba teórico- practica a la que los alumnos de 2º ESO A se enfrentarán la próxima semana, les propuse traer al cole sus dispositivos móviles (tablets), sin decirles para que era. 

Se trataba de agrupar a los alumnos en 5 grupos de forma que compitieran para ver quién acertaba más preguntas del test del tema de Expresión y comunicación gráfica, realizado con Kahoot y publicado en una entrada anterior. Provistos de apuntes, calculadoras, papel y bolis, los alumnos se enfrentaron a dicho test con, lo que creo que fue, una excelente actitud. Con las tablets se trataba de responder de una forma consensuada a las preguntas que iban mostrándose a través del proyector del aula en el menor tiempo posible.

A medida que iban respondiendo las preguntas, los grupos podían ir visualizando si habían optado por la respuesta correcta, y la puntuación obtenida (cuanto más rápida fuese la respuesta mayor puntuación podían acumular). El mayor alboroto se formaba cuando, tras cada pregunta, la herramienta iba mostrando la clasificación parcial de los distintos grupos.

A medida que iban respondiendo las preguntas, los grupos podían ir visualizando si habían optado por la respuesta correcta, y la puntuación obtenida (cuanto más rápida fuese la respuesta mayor puntuación podían acumular). El mayor alboroto se formaba cuando, tras cada pregunta, la herramienta iba mostrando la clasificación parcial de los distintos grupos.

Ciencias, Curso 17/18, ESO, Matemáticas, Tecnología, TIC